Con información de Henry Popá.

Quetzaltenango. Luego de más de 32 días de suspensión de clases y actividades regulares, por la toma de instalaciones por parte de estudiantes inconformes, el Centro Universitario de Occidente (CUNOC) abrió sus puertas a los estudiantes para clases regulares este lunes 02 de septiembre.

Los estudiantes deben ahora recuperar el tiempo perdido, recibirán clases con contenidos y trabajos extras para nivelar el ritmo académico del año.

Algunos estudiantes solicitaron que ampliaran el tiempo de clases o que descartaran contenido, pero catedráticos no accedieron y dejaron el programa sin modificar.

En otros casos, los estudiantes mantenían contacto con sus catedráticos y realizaron trabajos bajo la respectiva coordinación.

Estudiantes realizaron 14 peticiones a nivel local y 18 a nivel nacional, todas respaldadas además de ratificadas.

El movimiento de la toma de instalaciones se formó con el objetivo de impedir la posible privatización de la casa de estudios, ampliación de presupuesto y creación de áreas administrativas.

Estudiantes solicitan ahora el cumplimiento de acuerdos por parte de autoridades del CUNOC de la USAC.