Con información de Rubén Jocol.

Quetzaltenango. Se desarrolló mesa técnica entre varias instituciones del Gobierno, buscan accionar contra tiendas expendedoras de licores, algunas de estas se ubican en cercanías de centros educativos.

Saneamiento Ambiental del Centro de Atención Permanente (CAP), indica que ya tiene identificados algunos puntos donde se distribuye licor de forma clandestina.

El gobernador departamental de Quetzaltenango , Julio César Quemé, indica que realizarán monitoreo. Los comercios que le vendan bebidas embriagantes a menores de edad, pueden ser sancionados o clausurados, agregó Quemé.