Por Oswaldo Cop |

Con el inicio de la temporada de lluvia, el Instituto Nacional de Bosques (Inab) de Quetzaltenango desarrolla actividades para contrarrestar el daños en las zonas boscosas, debido a incendios y deforestación.

Estadísticas del Inab indican que en lo que va del año se han organizado 20 jornadas de reforestación en Quetzaltenango, donde participaron estudiantes, representantes de iglesias, comunitarios e instituciones.

De acuerdo a la información del Inab, se sembraron 7 mil 400 árboles de ciprés y pino, entre otras especies, como parte de la iniciativa “Dejando huella”.

El Inab, aunado a las campañas de reforestación, también desarrolla talleres para hacer conciencia sobre el cuidado de los bosques.