Con información de Carlos González / Foto portada Scoopnest.

El acompañamiento psicológico que brindó la Defensoría de la Mujer Indígena (DEMI) a la familia de Claudia Patricia Gómez González, quien murió a manos de la patrulla fronteriza en Laredo, Texas, Estados Unidos, duró siete meses.

La psicóloga de la DEMI, Karina de León, expresó que se le dio acompañamiento a miembros de toda la familia ya que incluso las hermanas de la víctima bajaron su rendimiento escolar.

“Se aplicaron varias terapias a los familiares que atravesaron por una situación difícil. La víctima era la mayor de las hermanas y apoyaba en el hogar”, expresó.

La DEMI accionó desde el momento que se conoció la muerte de la migrante. Familiares claman justicia

A %d blogueros les gusta esto: