Por Fredy de León |

Una familia vivió el susto de su vida al ver cuando la tierra soterraba su vivienda de adobe, en el cantón Chupol, sector 1 de Chichicastenango, Quiché.

Bomberos Voluntarios de la 99 Compañía de Chupol auxiliaron a María Noemí Mejía Morales, 29 años; Ángel Tomás Antony Mejía Mejía, 6, y a Yossep Tomás Alexander Mejía Mejía, 3, quienes fueron trasladados al Centro de Atención Permanente (CAP) porque presentaban crisis nerviosa y golpes leves.

Según manifestaron los familiares, se encontraban en el comedor cuando observaron que la tierra venía sobre ellos, de manera rápida, salieron del inmueble y se salvaron de morir.

Tomás Quino, de Bomberos Voluntarios, expresó que el deslizamiento de tierra fue por las intensas fuertes.