Con información de Oswaldo Cop.

Quetzaltenango. El cadáver de Pedro David Loayes Par, de 20 años de edad, fue encontrado el martes pasado en un terreno baldío de la zona 1 del municipio de San Juan Ostuncalco. El cuerpo tenía señales de violencia.

El joven será inhumado esta tarde en el cementerio del municipio antes referido.

«Han destrozado mi corazón, le quitaron la vida a mi hijo, es lamentable que exista gente capaz de esto. Dejo la vida de mi hijo en las manos de Dios para que se haga justicia», comentó entre lágrimas la madre de la víctima, Ingrid Araceli.

El fallecido trabajaba como albañil desde hace ya algún tiempo, explicaron familiares. Fue descrito como una persona a la que le gustaba reír mucho con los demás.

«Fue algo muy fuerte, aún no lo puedo aceptar, el era muy trabajador y desconozco porque le hicieron esto. Espero que en verdad se haga justicia». Comentó Yessenia, hermana de la víctima.