Por Shirlie Rodríguez |

Más de cuatro horas esperaron familiares, amigos y vecinos para participar en la caravana que trasladaba el cadáver de Claudia Patricia Gómez González, de 20 años, de Salcajá hacia la aldea Los Mendoza, San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango.

La exigencia de todas las personas era la misma, exigir que se esclarezca el caso. Muchos portaban carteles y otros gritaban ¡justicia! ¡justicia!, mientras esperaban de forma simbólica en el monumento al Migrante, en Salcajá.

Gómez viajó a Estados Unidos en busca del «sueño americano», pero en Laredo, Texas, fue asesinada de un balazo en la cabeza por un agente de la Patrulla Fronteriza.

Patricia López, una joven de San Juan Ostuncalco, resaltó su indignación ante este hecho. «Es más la rabia que siento al ver la realidad que vivimos, ver como este Estado nos obliga a tomar estas medidas extremas de migrar a otro país para buscar las oportunidades que se supone nos deben garantizar acá», dijo López.

En el Polideportivo de San Juan Ostuncalco llegaron cientos de personas para ser parte del homenaje póstumo y clamar por justicia.

El cuerpo de la joven fue llevado a la vivienda que la vio nacer, ahí más personas llegaron a acompañar a la familia.

Efraín Vásquez, representante de la Comunidad Mam, dijo que exigirán las acciones inmediatas de las autoridades del país para que se esclarezca el hecho, y lamentó que el presidente Jimmy Morales no se haya pronunciado por este caso.

Claudia Patricia será inhumada, este sábado, en el cementerio general de San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango.