Por Carlos González |

Aunque la Municipalidad de Quetzaltenango no cuenta con los recursos para avalar un incremento salarial a los empleados, el alcalde Luis Grijalva, dijo que evaluarán la exigencia y para ello tendrán ocho días.

Los empleados sindicalizados suspendieron las labores este jueves para exigir un incremento de Q300 para cada empleado (1 mil trabajadores).

El secretario de comunicaciones, actas y acuerdos del sindicato de trabajadores de la Muni de Xela, Rudy Ventura, dijo las críticas de la población sobre el aumento que piden las respetan, pero no las comparten, porque los ciudadanos quieren un buen servicio deben pagar.

A %d blogueros les gusta esto: