Avanzan las obras de infraestructura educativa y de tratamiento de aguas residuales en la zona costero marina de El Salvador, que se ejecutan con los fondos la cuenta Reto del Milenio, MCC.

El embajador estadounidense Douglas Johnson junto al vicepresidente del país Félix Ulloa, inauguraron la construcción de una planta de aguas residuales y la remodelación de un complejo educativo en la cordillera del bálsamo .

“Nuestra inversión siempre tiene la meta de ganar, ganar, sabemos que para hacer cambios verdaderos necesitamos el apoyo de todos, y este proyecto es un ejemplo de un verdadero trabajo en equipo”, dijo Johnson.

Estados Unidos hizo cambios importantes en el financiamiento para el desarrollo en los países del Triángulo norte Centroamericano (Guatemala, Honduras y El Salvador), indicó el diplomático estadounidense a un grupo de jóvenes.

“Sabemos que hay desafíos, pero nosotros decidimos enfocarnos en las posibilidades, no va a pasar de la noche ala mañana pero todos podemos imaginar un mejor El Salvador con comunidades seguras“.

El Fomilenio II además, de recursos para la infraestructura, incluye unos 100 millones de dólares para mejorar la calidad educativa, para que los jóvenes opten por empleos de calidad y dejen de migrar irregularmente.

Con información de Nary Mabel Reyes / La Voz de América