Por Shirlie Rodríguez |

El Ministerio Público (MP) presentó una apelación formal en contra de la resolución que benefició al futbolista guatemalteco, Marco Pablo Pappa, cuando fue sentenciado a cinco años de prisión conmutables por violencia contra la mujer en su manifestación física.

La decisión del ente investigador se fundamenta en que Pappa es reincidente, porque en el 2018 fue condenado por un hecho similiar donde también la resolución fue por un procedimiento abreviado. La ley define que quien es reincidente, osea comete ilícitos nuevamente, no puede ser beneficiado con una pena conmutable sino que debe cumplir la pena en prisión.

El 7 de enero reciente, en el Juzgado de Femicidio de Quetzaltenango se tenía programada la audiencia de etapa intermedia en contra del exjugador de Xelajú MC, pero las partes del proceso llegaron a un acuerdo para un procedimiento abreviado, porque la supuesta víctima del hecho renunció a la denuncia.

El juez indicó que no tenía la información necesaria para determinar si ya existía una sentencia en ejecutoria, por lo tanto, lo beneficiaba en darle conmuta a la sentencia, pero con la advertencia que si se demostraba que era reincidente debía cumplir la pena en prisión.

La Fiscalía de la Mujer del MP acusa a Pappa de ser el responsable de agredir físicamente a su pareja, a quien pateó y golpeó con el puño, en el 2019, en la zona 3 de Xela. El juez definió que sí se evidencia la existencia del delito y por lo tanto resolvió la sentencia condenatoria.