Por Oswaldo Cop |

En el taller de atención psicosocial para niños y adolescentes víctimas de maltrato y abuso sexual, se dio a conocer que en el 85 por ciento de los casos, los padres son los agresores.

El taller fue dirigido a trabajadores sociales y psicólogos de hospitales, centros de salud y Ministerio Público (MP) de la región, con el objetivo de brindarle mejor atención a los menores de edad víctimas de abuso y agresión.

De acuerdo a las autoridades, el maltrato lo sufre un alto porcentaje de niños, mientras que en el caso de violaciones son más vulnerables las niñas.

María del Pilar Pimentel, de la Asociación Nacional Contra el Maltrato Infantil, explica que las denuncias van en aumento en las instituciones que conforman la Red de Protección de Menores de Edad.

En el caso del departamento de Quetzaltenango, la mayor parte de denuncias se registran en municipios de la boca costa.

“Tristemente en el 85 por ciento de los casos los padres son los agresores. Influyen factores culturales, extrema pobreza y estrés”, comentó Pimentel.