El gobierno de Ecuador inicia el jueves un proceso de registro o censo de venezolanos que están en el país, un paso previo para acceder a la visa humanitaria exigida por la nación a los migrantes del país sudamericano.

El anuncio lo realizó la ministra ecuatoriana de gobierno, María Paula Romo, durante una presentación en la Asamblea Nacional: «Es requisito indispensable para acceder a la visa humanitaria».

Cada ciudadano deberá proporcionar sus nombres completos, lugar de nacimiento, edad, nivel de instrucción, huellas dactilares y lugar de residencia. Deberán acudir con el documento de identidad, y en caso de pérdida se levantará la información. El registro terminará en seis meses.

Los ciudadanos que entraron de manera irregular deberán pagar una multa, según informó la ministra.

El censo empezará en quince cantones, entre ellos en Quito, Guayaquil, Manta, Cuenca, Machala, Loja, Ambato, Tulcán, Ibarra, Huaquillas, Esmeraldas, Santo Domingo.

La ministra dijo que los controles serán mucho más estrictos y en las próximas semanas se extenderán a todas las provincias del país.

El proceso concluirá el 31 de marzo del próximo año e incluye dos fases, uno en línea, a través de internet, y otro presencial en centros establecidos para el efecto en quince provincias ecuatorianas.

El primer paso incluye que los venezolanos deberán ingresar en la la página digital del Ministerio de Gobierno de Ecuador, donde se habilitará un enlace para que los migrantes llenen un formulario de registro y separen una cita futura para una segunda etapa presencial.

La segunda fase comenzará el 15 de octubre y requiere que los venezolanos acudan en persona a las unidades del Servicio de Apoyo Migratorio (SAM) del Ministerio de Gobierno para una entrevista de ampliación de información.

Ecuador estableció la obigatoriedad de visa humanitaria para venezolanos a fin de ordenar la migración procedente de la nación sudamericana en crisis.

Según las autoridades ecuatorianas, el proceso de registro beneficiará a más de 300 mil venezolanos.

Con información de La Voz de América