La ministra de gobierno de Ecuador, María Paula Romo, anunció el lunes que están evaluando la posibilidad de abrir un corredor humanitario para migrantes venezolanos que estén de paso por el país y tengan visa para llegar a otros destinos.

“Se revisaría la posibilidad de un corredor humanitario cuando se trate de personas que cuenten con visa para otros países”, dijo en rueda de prensa la ministra. “Estamos analizando el tema junto con la cancillería”.

La noticia llega dos semanas después de que Ecuador frenó la entrada de migrantes, al solitar una visa humanitaria a los aspirantes a entrar al país. En aquel momento, las autoridades dijeron que buscaban regular la entrada.

De ser aplicada la medida planteada por la ministra de gobierno, Ecuador funcionaría como un país de tránsito. Incluso, la ministra señaló que en el corredor funcionaría con transporte incorporado de frontera a frontera.

«Se regularía de manera que los migrantes aborden un transporte que, de inmediato, pudiera ponerles en la siguiente frontera. Solamente en esas circunstancias se revisaría la posibilidad de un corredor humanitario», afirmó.

Explicó que estarían adelantando conversaciones con otros países para revisar esta opción de establecer un eventual corredor de tránsito.

Desde el 26 de agosto pasado, cuando Ecuador impuso el requisito de visa para ingresar a su territorio, los venezolanos buscan peligrosos pasos ilegales para entrar de manera irregular a este país, donde unos 263.000 de migrantes de Venezuela se han asentado en los últimos años, de acuerdo con cifras de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El defensor del Pueblo de Colombia, Carlos Negret, pidió el fin de semana al gobierno ecuatoriano que permita el paso de cientos de venezolanos que han quedado atrapados en la frontera con Ecuador a fin de que puedan lograr una reunificación de las familias en varios países a dónde han llegado huyendo del régimen de Nicolás Maduro.

Tales extranjeros huyen principalmente a hacia países sudamericanos por la severa crisis económica y social que afecta a su territorio, en muchos casos haciendo largas y penosas travesías a pies, mediante aventones u otras formas.

De acuerdo con cifras de Naciones Unidas, existen más de 4,3 millones de personas venezolanas refugiadas y migrantes en el mundo. Muchas de ellas han ido a parar a Colombia, Ecuador y Chile.

Con información de La Voz de América