El canciller de México, Marcelo Ebrard, dijo el martes que sí espera que haya una negociación con Estados Unidos, en la que se involucre el tema migratorio y la disputa por el alza de aranceles de parte de Washington.

Ebrard dijo «estamos listos» para las negociaciones. Aseguró que el gobierno mexicano busca «dignidad con eficacia» en su postura para hacer frente a la disputa por el alza de aranceles anunciada por el presidente Donald Trump.

«Sí va a haber una negociación (con Estados Unidos), por lo que estimamos que sí vamos a encontrar un punto de acercamiento», dijo Ebrard a periodistas en una rueda de prensa realizada este 4 de junio en Washington.

Comentó que el martes culminan «las labores preparatorias respecto a la propuesta que México va a presentar con su punto de vista», pero no ofreció otros detalles.

El canciller aseguró que el miércoles presentará una propuesta migratoria a Estados Unidos. Dijo que «hay un 80 por ciento de posibilidades» de lograr acuerdo con EE.UU. y explicó que «ya México está haciendo un esfuerzo muy grande» en materia migratoria.

Agregando que México entiende que la negociación es sobre inmigración pero «hay una tarifa de por medio, no la pusimos nosotros».

Estados Unidos parece firme en su posición de elevar los aranceles en un 5% a partir del 10 de junio, una medida que sería progresiva hasta llegar al 25%, en caso de que México no consiga parar a los miles de migrantes que llegan al país para cruzar hacia Estados Unidos.

Ebrard explicó que el lunes hubo «reuniones preparatorias» para compartir información con la administración Trump, que incluyó conversaciones con el Secretario de Comercio, el secretario de Agricultura. Los encuentros continuarán el miércoles, dijo el canciller mexicano.

La reacción del presidente López Obrador

El presidente mexicano Manuel López Obrador, que ha sido cauteloso y ha llamado a la unidad nacional para enfrentar las amenazas de Trump, reafirmó el martes que espera llegar a un acuerdo con EE.UU. antes del 10 de junio.

«El gobierno de México es amigo del gobierno de EUA. El presidente de México quiere seguir siendo amigo del presidente Trump. Los mexicanos somos amigos del pueblo estadounidense. A ellos les digo desde Paraíso: Juremos que nada ni nadie separe nuestra bonita y sagrada amistad», dijo el mandatario en su cuenta de Twitter.

En otro mensaje en la red social, agradeció el respaldo que dice ha recibido de mexicanos respecto al tema del alza de los aranceles.

México insiste en que no se apliquen las tarifas

En otra rueda de prensa el lunes, Ebrard dijo que la imposición de aranceles a importaciones mexicanas podría ser contraproducente y no reducirían los flujos migratorios. Aludió a los riesgos para ambos países, indicando que las tarifas «podrían causar inestabilidad financiera y económica».

«Pensamos que no es necesario aplicar las tarifas, son muy caras para México, restan competitividad a los dos países y lo que se quiere lograr con la amenaza de las tarifas, que es la voluntad de México (de) buscar una solución, está puesta sobre la mesa», dijo Ebrard a periodistas el lunes.

«No hace falta aplicar esas tarifas», enfatizó el canciller mexicano, refiriendo que México con esto «podría reducir su capacidad para abordar los flujos migratorios y ofrecer alternativas a los nuevos migrantes que han llegado recientemente al país.

El presidente Trump, que está de visita en Gran Bretaña, ha dicho que es hora de México actúe para frenar el flujo migratorio.

Con información de La Voz de América