Con información de Diana Batz.

El Dr. German Ludwin Scheel Bartlet (médico y cirujano), nació en la ciudad de Huehuetenango, educado en la ciudad de Quetzaltenango y residente en Totonicapán. Se especializó en labio leporino y paladar hendido, así inició su entrega a la niñez guatemalteca.

El médico refiere que ha operado a más de 10 mil niños con labio leporino y paladar hendido, de forma gratuita, a partir de 1984. Fue reconocido recientemente por una institución bancaria, con el fin de darle valor a la labor que ha realizado Scheel.

«He operado muchos niños que hoy ya son padres de familia, que se desenvuelven en la comunidad. Le doy gracias a Dios por permitirme seguir realizando las cirugías de labio, de paladar, correcciones estéticas y correcciones en nariz», mencionó.

Los pacientes que atendió en la década de 1980 y 1990 ahora lo visitan para que atienda a sus hijos que también sufren de labio leporino y paladar hendido. Situación que Scheel toma como su obra social, «siento que Dios tenía esta misión para mi», resalta el médico.

Hace 40 años inició su carrera como médico de Aldeas Infantiles luego fue médico residente del Hospital Privado en Xela, también fue jefe del servicio de cirugía en el Hospital Nacional de Sololá y laboró 20 años en el Hospital Nacional de Totonicapán (10 de estos como director).

«La obra la inicié en el Hospital Nacional de Totonicapán, posteriormente cuando me retiré de ese hospital, los pacientes me siguieron buscando. He recibido apoyo también de instituciones que han creído en mi trabajo realizado». Agregó el Dr. German Ludwin Scheel.

El nacido en Huehuetenango menciona que Xela y Totonicapán son sus dos amores y que no hace su labor esperando algún tipo de retribución. «Bendito Dios el Banco Industrial se fijó en mi persona y esto sólo me motiva aún más, a seguir haciendo esta labor», concluyó.