El presidente de #EEUU Donald Trump anunció que el congresista John Ratcliffe será su nominado para ser el jefe de Inteligencia Nacional luego de reportes de medios de que Dan Coats, actual director, dimitirá en los próximos días.

«Me complace anunciar que el muy respetado congresista John Ratcliffe de Texas será nominado por mí para ser el Director de Inteligencia Nacional. John, ex fiscal de EE.UU., liderará e inspirará la grandeza del país que ama», indicó Trump en un primer tuit.

«Dan Coats, el actual director, dejará su puesto el 15 de agosto. Me gustaría agradecer a Dan por su gran servicio a nuestro país. El director interino será nombrado en brevemente», detalló el mandatario.

Ni Coats o Ratcliffe se han pronunciado al respecto.

El anuncio se da después del The New York Times, citando personas familiarizadas con el tema, reportara sobre la salida de Coats, conocido por chocar con el presidente estadounidense Donald Trump en temas como migración, Rusia, Irán y Corea del Norte.

La información de su salida también fue confirmada por fuentes de Reuters y USA Today.

Según el reporte de New York Times, un funcionario de la administración aseguró que esperaban que Coats saliera de la administración a su propio tiempo, pero terminó quedándose más tiempo para que no pareciera que lo sacaron en un momento de controversia con la administración.

El medio también apunta que la pertenencia de Coats en la administración se debió a su cercanía con el vicepresidente Mike Pence, de su tiempo como senador de Indiana mientras Pence era gobernador del estado.

Coats, ex embajador en Alemania durante la administración del presidente George W. Bush, comenzó su carrera política en Washington en la oficina del ex representante republicano Dan Quayle.

Este funcionario designado por Trump, que también sirvió como director de inteligencia nacional desde marzo de 2017, ha chocado con su jefe desde el principio.

A pesar de que Trump describía repetidamente la situación en la frontera de EE.UU. y México como una crisis de seguridad nacional, Coats no lo incluyó como una de las amenazas global​es para EE.UU. cuando habló con los legisladores en enero.

También ha chocado con el presidente por su punto de vista sobre la comunidad de inteligencia del país y tomó una línea dura contra Rusia que contrastó con el enfoque conciliador de Trump.

Además, en enero, Coats aseguró en una audiencia en el Congreso que Corea del Norte difícilmente abandone sus armas nucleares. En esa oportunidad también dijo que Irán continuaba cumpliendo con el acuerdo nuclear de 2015 que Trump abandonó.

El día siguiente, el presidente se quejó de los líderes de la inteligencia estadounidense «pasivos e ingenuos», sugiriendo que «vuelvan a la escuela».

Con información de La Voz de América