Por Oswaldo Cop |

Autoridades de la Dirección Departamental de Educación (Dideduc) de Quetzaltenango indican que continúan con la recolección de información de los establecimientos educativos que no laboraron, el viernes reciente, cuando ese descanso no estaba autorizado.

«Por desobediencia puede iniciarse un régimen disciplinario y el responsable legalmente es el director del establecimiento educativo, según la Ley de Educación», explica el asesor jurídico de la Dideduc, Luis Galicia.

Autoridades de la Dideduc refieren que proporcionarán, lo antes posible, el número de escuelas que suspendieron labores.

En el plano nacional, el Ministerio de Educación (Mineduc) iniciará un proceso administrativo en contra de al menos mil 500 maestros, quienes desobedecieron de forma deliberada la orden de no tomar las vacaciones de medio año.