Bajo estrictas medidas de seguridad se prepara la ciudad costera de Osaka, en Japón, para recibir esta semana a los líderes del G20, que integran las principales economías del mundo.

El evento, previsto entre el 28 y 29 de este mes, se denomina «Cumbre de los mercados financieros y la economía mundial». Según datos oficiales, ya están en las calles desplegados para garantizar la seguridad unos 32 mil policías.

Un equipo de la Voz de América que cubre el evento constató que la rutina es otra en la ciudad después que fueron emitidas alertas a residentes y turistas acerca del cierre de calles, retrasos en el tráfico y casilleros sellados en las estaciones del tren subterránero.

Delegaciones diplomáticas de los países miembros del G20 han llegado en las últimas dos semanas al aeropuerto internacional de Kansai, en Osaka. Las autoridades en la zona y en aduanas, -donde no se permite tomar fotografías-, utilizan perros entrenados para detectar explosivos que revisan el equipaje de los pasajeros que llegan a la ciudad.

Autoridades municipales esperan a unas 30 mil personas durante los dos días que durará la cumbre. Al menos 700 escuelas estarán cerradas y eventos escolares han sido cancelados por la cumbre.

La llegada del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, centra las expectativas de la cumbre.

Un representante oficial de la Casa Blanca que lleva varios días en Osaka como parte de la delegación que ha estado trabajando en la elaboración del comunicado final, dijo a periodistas que hasta el momento el presidente Trump «‘ha visto la presidencia de Japón como un éxito tremendo».

Además, expresó que Trump «tiene muchas ganas de unirse al primer ministro Shinzo Abe y a otros líderes mundiales en Osaka el fin de semana».

El diplomático estadounidense dijo que la cumbre del G20 es una oportunidad para que los líderes del mundo hablen con franqueza sobre el estado de la economía y otros temas, incluidos el comercio, la energía, la innovación, el desarrollo de la fuerza laboral, la infraestructura de calidad y el empoderamiento económico de las mujeres.

La agenda del G20

Está previsto que la cumbre se inicie con una sesión oficial de bienvenida y la foto de la familia. Se esperan cuatro sesiones de grupos de trabajo. La primera de estas sesiones es sobre crecimiento, comercio e inversión. La segunda sesión se ocupará de la economía digital y la inteligencia artificial.

Un tercer encuentro abordará la participación laboral de las mujeres, el futuro del trabajo y la crisis de la población envejecida. Una cuarta sesión debatirá lo relativo al medio ambiente, energía y clima.

Japón organizará dos eventos paralelos. El primero es sobre la economía digital y el segundo sobre el empoderamiento de las mujeres. Por último tendrá lugar una sesión de clausura, y una conferencia de prensa de la presidencia de la Cumbre del G20.

Desde que asumió la presidencia de Estados Unidos, Trump ha buscado impulsar una agenda para la creación de empleos, según explicó el funcionario de la Casa Blanca que no se identificó porque no tiene autorización para hablar con la prensa: «Sus políticas están funcionando», dijo.

«Hemos agregado miles de nuevos empleos a nuestra economía, todos los meses. Las industrias están volviendo a la vida, y los estadounidenses están entusiasmados con la economía. Esto contrasta con muchas otras economías avanzadas que realmente están luchando con sus modelos de crecimiento, desempleo y confianza del consumidor en la inversión», agregó.

Además afirmó que «Estados Unidos quiere que todos crezcan, y creemos que nuestro modelo económico es uno que las naciones de todo el mundo deberían seguir. Así que pasaremos una cantidad significativa de tiempo hablando sobre políticas que funcionan, incluyendo la no regulación, la reforma fiscal, las agendas de inversión, la estabilidad monetaria, la innovación y las oportunidades económicas para todos, incluso para las mujeres».

Los objetivos de Trump

La Casa Blanca indicó que el presidente Trump se centrará fuertemente en el comercio como componente clave de la estrategia pro-empleo y pro-crecimiento asegurado.

«Creemos que los estadounidenses son los más industriales del mundo y estamos totalmente comprometidos con la apertura de nuevos mercados en el extranjero. Pero para hacer eso, también se requiere un campo de juego nivelado. Y los desafíos económicos modernos que enfrentamos hoy en día son la actividad económica dirigida por el estado, el robo de propiedad intelectual, la transferencia de tecnología forzada. Los aranceles y las barreras no arancelarias que están realmente sofocando nuestra capacidad para aprovechar al máximo la economía y realmente crecer juntos», dijo el funcionario.

Respecto a la economía digital y la inteligencia artificial, el funcionario dijo que Trump también cree que las tecnologías emergentes tendrán un impacto positivo y significativo en todos los estadounidenses.

«Estamos comprometidos con políticas amigables con la innovación que promuevan el crecimiento de la economía digital. Creemos que las economías del G20 deben trabajar juntas para promover políticas digitales abiertas, justas y basadas en el mercado, incluido el libre flujo de datos», dijo.

Con información de La Voz de América