Por Fredy de León |

Las autoridades ambientales informaron sobre la gran cantidad de basura que llegó al lago de Atitlán, Sololá, en dos días consecutivos de lluvias torrenciales. Indican que la mayoría ingresó por el río Quicab’.

Según los datos estimados de la Autoridad para el Manejo Sustentable de la Cuenca del Lago de Atitlan y su Entorno (AMSCLAE), del domingo al martes han sido arrastradas al menos diez toneladas de desechos sólidos al lago, entre botellas, plástico, duroport y recipientes de agroquímicos.

El río Quiscab’, que se alimenta por afluentes y corrientes de Barranaché, La Esperanza y La Concordia de Totonicapán, además de la aldea Argueta, Santa Lucía Utatlán, San José Chacayá y la cabecera departamental de Sololá, ha sido el área por donde más han ingresado desechos aún sin cuantificar.

El personal de AMSCLAE indicó que estiman que durante el invierno podrían llegar cerca de 3 mil toneladas de desechos al lago de Atitlán.

Durante estos dos días otro afluente que ha aportado desechos, aunque en menor medida, es el río San Francisco que se alimenta de distintos afluentes y riachuelos de comunidades de la cabecera departamental de Sololá y Concepción, además de San Andrés Semetabaj y Panajachel.

Las instituciones que buscan el resguardo del lago de Atitlán coinciden en que la acción más sencilla para evitar más contaminación es depositar la basura en recipientes instalados y no tirarlos a los ríos.

A %d blogueros les gusta esto: