El gobierno de Corea del Norte dijo el viernes que probó un nuevo tipo de arma táctica teledirigida con la intención de que sirva de «solemne advertencia» contra el desarrollo de armas en Corea del Sur y sus planes de efectuar maniobras militares con Estados Unidos.

El mensaje del mandatario Kim Jong Un fue difundido por la prensa estatal. Estuvo dirigido a los «belicosos militares surcoreanos».

La advertencia llega cuando autoridades estadounidenses y norcoreanas intentan concertar conversaciones después de que la reciente reunión en la frontera coreana entre Kim y el presidente Donald Trump pareció dar impulso al estancado diálogo sobre el asunto nuclear.

Autoridades surcoreanas dijeron el jueves que las armas que Corea del Norte disparó son un nuevo tipo de misil balístico de corto alcance y que es necesario efectuar un análisis detallado para conocer más acerca de ellos.

Expertos civiles opinan que tal vez esas armas son una versión norcoreana de Iskander, de fabricación rusa, un misil balístico de corto alcance con capacidad nuclear que lleva más de una década en el arsenal ruso.

Ese misil está diseñado para desplazarse a una altitud máxima de 40 kilómetros (25 millas) y efectuar ajustes de dirección en vuelo. Ambas capacidades aprovechan la debilidad de los sistemas de defensa con misiles de Estados Unidos y Corea del Sur ya existentes, principalmente las baterías de misiles Patriot y el sistema antimisiles THAAD. El Iskander también es más rápido de lanzar y más difícil de destruir en tierra porque tiene motor de combustible sólido. Su sistema avanzado de guía también lo hace más preciso.

Los disparos el jueves fueron las primeras pruebas conocidas de estas armas que Corea del Norte ha efectuado en más de dos meses.

Con información de La Voz de América