Por Carlos González |

El alcalde de Quetzaltenango, Luis Grijalva, informó que el guardián del Predio Municipal, zona 2, deberá reponer la batería robada a un camión cisterna, recién adquirido, y que fue asignado a la Empresa Municipal Aguas de Xelajú (EMAX).

Grijalva explicó que iniciarán el proceso administrativo para que el guardián reponga la batería robada, debido a que estaba bajo su responsabilidad.

“No es la primera vez que ocurre algo así y ya se hizo la denuncia ante el Juzgado de Asuntos Municipales para que inicien las investigaciones, pero se buscará que se reponga la batería”, explicó Grijalva.

El jefe de la Policía Municipal (PM), Martín Mendoza, expuso que la falta de iluminación es el mayor problema que atraviesan en el predio, además del poco personal, pues solo un agente municipal está asignado a este inmueble.

A %d blogueros les gusta esto: