Por Fernando Castellanos |

Este 7 de agosto la Empresa Eléctrica Municipal de Quetzaltenango (EEMQ) cumple 100 años de fundación, por ello, se han desarrollado una serie de actividades. Desde el mediodía los trabajadores suspendieron labores.

En 1886, la compañía alemana Cecilia, fundó la empresa “La luz eléctrica” con el fin de suministrar energía eléctrica a la ciudad de Quetzaltenango. En 1891, se emitieron las bases para un contrato entre la Municipalidad de Quetzaltenango y la citada empresa para tender líneas de conducción de energía y postes para dar luz de arco e incandescente.

Al iniciar sus operaciones lo hace con dos plantas hidráulicas de 10KW cada una y en 1902 amplia su capacidad con una planta de 60 KW y en 1909 se instala la planta tipo AEG monofásica de 360 KVA.

Luego de finalizada la primera guerra mundial y confiscados los bienes alemanes por parte del Gobierno de Guatemala por gestiones efectuadas por parte de las autoridades municipales de ese entonces se logra la suscripción del Acuerdo Gubernativo de fecha 7 de agosto de 1919, el que literalmente dice: “Otorga en propiedad y a cargo y bajo la inmediata administración de la Municipalidad de Quetzaltenango”, a partir de ese entonces, la comuna crea la Empresa Eléctrica Municipal, como una dependencia de la misma municipalidad, con el objeto de operar y distribuir la energía eléctrica de la citada planta.

En 1927 se suscribe la escritura de cesión 12 por UN MIL CABALLOS DE FUERZA, en recompensa de los trabajos que ciudadanos quetzaltecos prestaron a la construcción de la Planta Eléctrica de Santa Maria de Jesús, y el Ferrocarril de Los Altos, cantidad de fuerza que se cede, traspasa sin reserva ni limitaciones y en forma AD-PERPETUAM.

En 1955, con la ayuda del gobierno central, se impulsa la construcción de una nueva Hidroeléctrica, con capacidad para 1,000 KW la que inició sus operaciones a partir de 1957; en base a los anterior y contando con la disponibilidad de energía generada, la demanda se incrementó y llegó un momento en que la disponibilidad y generación propia dejo de ser suficiente, iniciándose por tanto la COMPRA EN BLOQUE de energía eléctrica al Instituto Nacional de Electrificación.

La preocupación por la prestación del servicio de manera eficiente, hizo que la empresa eléctrica en 1964 adquiriera tres unidades con accionamiento diesel (3 plantas eléctricas), de 500 KW cada una, las que se instalan en la subestación El Chirríez y sirven para apoyar la demanda a cargo de la generación de la Hidroeléctrica de Zunil, mediante la interconexión y coordinación Chirríes-Zunil, actualmente estas plantas se encuentran fuera de uso.

En 1982 con el gobierno del licenciado German Schell Montes, se inició la Remodelación de la Red de Distribución de Energía Eléctrica y Cambio de Voltaje de 2,400 a 13,200 voltios, retirándose de servicio aproximadamente 100 toneladas de alambre de cobre, sustituyéndolo por cables de aluminio, eliminándose estructuras obsoletas, y teniendo un costo total de Q3 millones 100 mil.

A %d blogueros les gusta esto: