Por Carlos González |

Roselia Romelia Pérez Godínez fue condenada por un Tribunal de Coatepeque, Quetzaltenango, a pasar los próximos 24 años en prisión y a pagar Q300 mil.

El Ministerio Público (MP), a través de la Fiscalía Contra la Trata de Personas, demostró durante el debate oral y público que Pérez explotó sexualmente a sus dos hijas menores de edad en Ayutla, San Marcos, durante los años 2013 y 2015.

El personal de la Fiscalía probó que en algunas ocasiones las víctimas fueron trasladadas a Tapachula, México, en donde también fueron explotadas sexualmente.

Por este caso fue condenado, en noviembre de 2016, German Haroldo Barrios por el delito de violación con agravación de la pena y circunstancias especiales de agravación.

Según la agencia regional de la Fiscalía Contra la Trata de Personas este año han logrado cinco sentencias, además de delitos conexos.