Con información de Shirlie Rodríguez.

Quetzaltenango. Marlon Omar Campana fue condenado a 26 años de prisión inconmutables por asesinato y portación ilegal de armas de fuego.

El proceso judicial se realizó en el Tribunal Primero de Sentencia Penal de Quetzaltenango, los jueces dieron 18 años de condena por asesinato y otros ocho por portación ilegal de armas de fuego.

Según la investigación del Ministerio Público (MP) el sindicado se conducía en una motocicleta manejada por un menor de edad en la ruta que conecta a la ciudad altense con el municipio de Salcajá.

Campana bajó de la moto y se subió a las primeras gradas de un bus de las rutas Aguas Calientes que estaba estacionado, para luego disparar contra el piloto del bus.


Huyó del lugar pero fue detenido por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC). El piloto del bus fue atendido y trasladado a un centro asistencial en donde fue tratado y solo presentó las heridas con arma de fuego, pero los informes refieren que corrió riesgo su vida.

El menor de edad fue identificado y trasladado al juzgado de menores de edad en conflicto con la Ley Penal.