Por Shirlie Rodríguez |

En el Tribunal de Femicidio de Quetzaltenango se desarrolló la audiencia de etapa resolutiva del caso en contra de Pablo Wilson Pérez de León, quien fue sentenciado a más de 44 años de prisión por el delito de violación con agravación de la pena.

El proceso judicial en contra de Pérez de León, quien es maestro de profesión, se conoció cuando la víctima, de 12 años, tuvo que ser trasladada al Hospital Regional de Occidente (HRO) y los médicos informaron que estaba embarazada y se realizó la denuncia en contra del profesor, quien también fue inhabilitado para ejercer su profesión como maestro por los próximos 20 años, porque los hechos fueron cometidos dentro de un centro educativo e intimidaba a su víctima para que no denunciara o le contara a sus padres.

La familia de la víctima realizó la denuncia a la fiscalía del Ministerio Público (MP), quien dio seguimiento al caso y, a través de las pruebas, se demostró que el hombre era responsable de violar sexualmente a la menor de edad en varias ocasiones y se realizaron pruebas de ADN al bebé de la niña y se demostró que Pablo Wilson Pérez de León era el padre, también realizaron exámenes médicos a la víctima, los cuales fueron presentados ante la juez.

Aún se desconoce si existen más víctimas de ahora sentenciado, quien pasará los próximos 44 años de su vida en prisión. Las autoridades motivan a la población a realizar este tipo de denuncias, porque existe un alto índice de impunidad por casos de violación.

Por el delito de violación, en Guatemala, la pena mínima es de ocho años y la máxima de 12, pero ante los agravantes se puede incrementar la sentencia, tal como sucede con Pérez de León.