Por Shirlie Rodríguez |

Dos hombres enfrentaron a la justicia y fueron sentenciados a 60 años de prisión por dos asesinatos cometidos en la ciudad de Quetzaltenango.

El Tribunal de Sentencia Penal de Quetzaltenango resolvió que, en base a las pruebas, Carlos Domingo y Darwin Aranda Merlos son responsables de dos asesinatos cometidos en Quetzaltenango, en el 2018, y por ello, pasarán los próximos 60 años tras las rejas.

La resolución del Tribunal indica que Domingo y Aranda asesinaron a Jackelin Salvador y a Hernán Arce.

Para los jueces, cada uno debe pasar en prisión 30 años por cada asesinato. Ambos permanecían en prisión preventiva.

Según la acusación del Ministerio Público (MP), ambos participaron en el asesinato de Jackeline Abigail Salvador Juárez, de 24 años, quien fue atacada a balazos, el 28 de junio del año pasado.

La acusación indica que Carlos Domingo iba en una motocicleta, la cual era manejada por Darwin Aranda, llegaron hasta la 6a avenida y 14 calle, zona 2 de Xela. El primer sindicado se dirigió a un inmueble en donde funciona una cantina, entró al lugar y encontró a la víctima en la recepción, sacó un arma de fuego y la atacó, provocándole al menos 10 heridas que le causaron la muerte.

El segundo hecho que el MP les sindica fue el 29 de junio del año pasado, en la avenida Las Américas, zona 9 de Xela. La víctima en ese caso fue Hernán Antonio Arce Menjívar, quien se encontraba atendiendo una carreta de ceviches.

La investigación relata que Carlos Domingo se conducía en una motocicleta que conducía Aranda, se bajó, llegó a la venta de ceviches, observó a Arce por varios minutos y después le disparó y escapó.

Arce fue trasladado al Hospital Regional de Occidente (HRO) donde murió minutos después de su ingreso.

A los dos sindicados les adjuntaron ambos asesinatos y esta semana el MP presentó pruebas al Tribunal. De manera extraoficial se conoce que los presuntos sicarios están involucrados en otros asesinatos en Quetzaltenango.