Por Shirlie Rodríguez |

El Tribunal Segundo de Sentencia Penal de Quetzaltenango condenó a Carlos Eduardo Sosa Gómez por uno de dos delitos que le imputaba el Ministerio Público (MP).

Sosa Gómez enfrentó el juicio por promoción y fomento a la drogadicción y tenencia ilegal de municiones. El proceso fue conocido por la jueza, Perla Nowel, quien dio a conocer que por el segundo delito se tuvo duda durante el debate, por ello, fue absuelto, mientras que fue condenado a tres años de prisión conmutables a razón de Q50 diarios por el delito de promoción y fomento, además de una multa de Q5 mil.

La jueza indicó que, ante la falta de antecedentes del sindicado, se pondría a prueba por cinco años y le suspendió la pena durante este tiempo, por lo tanto, no debe ir a prisión o pagar el dinero.

Según la acusación del MP, el sindicado fue detenido en julio del año pasado, junto con un menor de edad, y les incautaron varias municiones para arma de fuego, también varias bolsas plásticas que contenían marihuana. Además se evitó un ataque armado contra un piloto de un bus.