Por Fredy de León |

Sergio Amílcar Pérez Escalante fue hallado culpable del delito de extorsión, debido a que en su cuenta bancaria recibió varios depósitos de dinero que exigían, bajo amenazas de muerte, a una vecina de Sololá. La resolución fue emitida en un Tribunal de Sentencia de Sololá.

En marzo del 2018 se hicieron las llamadas de amenaza a una mujer originaria de Santiago Atitlán. Debido a las amenazas, la víctima se apoyó en su familia y decidieron pagar el dinero que exigían.

Fueron primero Q5 mil y luego Q2 mil los que se depositaron a la cuenta del condenado. Las boletas de los depósitos fueron presentadas por la familia de la víctima durante el proceso.

En las audiencias, el Ministerio Público (MP) presentó varias pruebas, entre ellas, resaltó el audio de una de las llamadas amenazantes realizadas a la familia, en este se escuchó las fuertes amenazas proferidas para obtener el beneficio económico.

El juez determinó la culpabilidad del hombre y lo sentenció a 6 años de prisión inconmutables por el delito de extorsión. La pena la cumplirá en la Granja Penal Modelo de Rehabilitación Cantel, en Quetzaltenango.