Por Shirlie Rodríguez |

En el Tribunal Primero de Sentencia Penal de Quetzaltenango fue condenada Justa Pérez Hernández, quien fue hallada culpable de ingresar equipos terminales móviles a centros carcelarios.

En este proceso judicial, el juez Moisés de León determinó que la acusada era responsable del delito, pero en grado de tentativa, y por ello, le impuso una pena de cinco años en prisión conmutables (evitar ir a prisión) a razón de Q5 diarios.

La acusación del Ministerio Público (MP) indica que Pérez llegó al Preventivo para Varones, zona 1 de Xela, a visitar al reo Carlos Miguel Urbina Pérez, quien enfrenta proceso por femicidio.

Al momento que Pérez ingresó los agentes policiales le pidieron sus pertenencias para un registro de rutina y en su monedero encontraron tres chips de diferentes empresas de telefonia, los cuales son catalogados como equipos terminales móviles.

Los agentes consignaron a Pérez para evitar que ingresara los chips a la prisión. La condenada goza de medidas sustitutivas, debe mantenerse en el país y no cambiarse de domicilio, además tiene prohibido acercarse o ingresar al Preventivo para Varones.