El huracán Willa se debilitó levemente a categoría 4 el lunes al acercarse a la costa occidental de México, donde se ubican varios centros turísticos, mientras las autoridades preparaban refugios temporales y pedían a residentes extremar las precauciones antes de su llegada.

Más al sur, funcionarios mexicanos reportaron el lunes por la noche 12 muertes relacionadas con los aguaceros de la tormenta tropical Vincent.

Willa se ubicaba a 140 kilómetros al suroeste de las Islas Marías, en el estado de Nayarit, y a 310 sur-suroeste de Mazatlán, con vientos máximos sostenidos de 230 kilómetros por hora (kph), y se movía en dirección al norte a una velocidad de 15 kph.

El lunes comenzaron las primeras evacuaciones de algunas zonas costeras en dos estados del Pacífico, de donde se preveía mover entre 7.000 y 8.000 personas, la mayoría en el estado de Sinaloa.

Un total de 19 municipios, -siete de este estado y 12 del vecino Nayarit-, fueron declarados en situación de “emergencia extraordinaria” por la Secretaría de Gobernación.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. dijo en un reporte que el ciclón podría ser «extremadamente peligroso cuando llegue a la costa de México» la tarde o noche de este martes.

Funcionarios mexicanos de protección civil dijeron que la tormenta impactaría tierra con una categoría 3 ó 4 y con vientos máximos sostenidos de unos 180 kph.

Una alerta de huracán se mantenía desde el puerto de San Blas hasta Mazatlán, incluyendo las Islas Marías.

Willa tocaría tierra al sur de Mazatlán, en el estado de Sinaloa, dijo el CNH. Otros destinos turísticos locales también se encuentran en el camino del huracán.

Antes de la llegada del huracán, pobladores en Mazatlán compraban algunos productos básicos como pan y se abastecían de gasolina. Por la tarde, Petróleos Mexicanos (Pemex) dijo que operaba con normalidad y que cuenta con inventarios suficientes para atender la demanda de combustible en los estados afectados durante los próximos días.

Willa «originará oleaje elevado de seis metros con posible formación de trombas marinas frente a las costas de Puerto Vallarta, Jalisco» informó, por su parte, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) de México en un comunicado.

Aun cuando el fenómeno se debilitó de categoría «sigue siendo extremadamente peligroso», dijo Alberto Hernández, coordinador del SMN en una entrevista con la televisión, por lo que pidió extremar precauciones y atender los llamados de Protección Civil.

El organismo estimó más temprano que habrá tormentas intensas, fuertes vientos y oleaje elevado también frente a las costas de los estados de Sinaloa, Nayarit, Michoacán y Colima. En regiones de esos estados principalmente se preparaban refugios temporales para recibir a cientos de personas.

Precipitaciones recientes han debilitado el suelo en algunas regiones del país, por lo que podrían registrarse deslaves, desbordamientos de ríos y arroyos o afectaciones en caminos y tramos en algunas carreteras, así como inundaciones en zonas bajas y saturación de drenajes en sitios urbanos.

Con información de La Voz de América

A %d blogueros les gusta esto: