Con información de Henry Popá.

Quetzaltenango. El Ministerio de Salud emitió restricción para la venta de antibióticos, desde la semana pasada. Algunas farmacias tienen complicaciones con las recetas de centros de salud, debido a que estas no llevan sello, en algunos casos las recetas son firmadas por enfermeras.

Las recetas deben contar con la firma y selló de doctor responsable, así como nombre del paciente y la dosis que se indica. Se debe dejar una copia de la receta en la farmacia.

El director del Centro de Atención Permanente (CAP) en Quetzaltenango, indicó que los servicios cuentan con los antibióticos necesarios para cubrir la demanda de la población.

En algunos puestos atienden estudiantes del último año de medicina, pero el director del CAP insiste en que son mínimos los medicamentos que deben comprar los pacientes por su propia cuenta.

Uno de los motivos que origino la disposición del Ministerio de Salud, fue que las personas tenían la costumbre de automedicarse, situación que hace resistente a las bacterias y enfermedades.