Por Fredy de León |

Una familia retornaba hacia Quetzaltenango cuando, por causas que se desconocen, el vehículo en que viajaban cayó a un barranco de unos 30 metros.

El accidente se registró en el kilómetro 174, ruta Interamericana, en dónde el vehículo P-318GKK quedó volcado al fondo del barranco, según detalló el oficial de la 77 Compañía de Bomberos Voluntarios, Francisco Tambríz.

Este vehículo es propiedad de Venturo Guachiac Guarchaj, originario de Nahualá, Sololá, y era conducido por su yerno, quien junto a otras tres personas, se negaron a recibir atención prehospitalaria.

A %d blogueros les gusta esto: