La Corte Constitucional de Colombia acabó con la principal promesa de gobierno del presidente Iván Duque quien había planteado varias objeciones al pacto de paz con la exguerrilla de las FARC. Con esta decisió, Duque está obligado a promulgar la ley que sustenta el pacto con los rebeldes, firmado en noviembre de 2016, durante el gobierno de Juan Manuel Santos.

El presidente Iván Duque había planteado seis modificaciones para impedir que narcotraficantes se beneficien en el proceso de paz y eludan así la extradición por medio de su contribución a la verdad del conflicto. Sin embargo, según la Corte Constitucional, las objeciones de Duque fueron rechazadas tanto en el Senado como en la Cámara (baja) de Representantes, pese a que el oficialismo controvertía la votación en el primer órgano.

Ante la falta de consenso sobre el resultado de la votación, el legislativo decidió el 2 de mayo que fuera ese tribunal el encargado de decidir sobre polémica. Duque asumió su derrota poco antes de hacerse pública la decisión.

El pacto de paz

El pacto de paz prevé que los mayores responsables dentro del conflicto, ya sean guerrilleros, militares o civiles, no sean extraditados si cuentan la verdad, reparan a sus víctimas y nunca más ejercen la violencia. Sin embargo, este pacto también castiga hasta con 20 años de cárcel a quienes incumplan esos compromisos.

Ante la decisión de la Corte Constitucional de Colombia, el ahora partido FARCsaludó la decisión de los magistrados.

Esta decisión es el segundo golpe que la Justicia le asesta a Duque, después de la liberación del exjefe de las FARC, Jesús Santrich.

Con información de Radio Francia Internacional

A %d blogueros les gusta esto: