Con información de Henry Popá.

En el marco del Día Mundial de la Salud Mental, la Clínica de Psicología del Centro de Atención Permanente (CAP) de Quetzaltenango realizó una actividad en los corredores.

Desarrollaron charlas con los asistentes, en busca de sensibilizar sobre los riesgos de una enfermedad mental y sus consecuencias, como el suicidio. Esto último representa uno de los problemas de salud pública más apremiantes a escala mundial, al tiempo que resulta desconocido entre la población general, la elevada prevalencia del suicidio entre las personas que padecen una enfermedad mental.

El Día Mundial de la Salud Mental fue celebrado por primera vez el 10 de octubre de 1992, con el fin de promover la conciencia sobre diferentes aspectos de la salud mental en la población.