Por Oswaldo Cop |

El Centro de Atención Permanente (CAP), zona 3 de Quetzaltenango, reporta que de enero a la fecha han atendido a 28 personas, quienes son tratadas por alcoholismo, la mayoría son de la zona urbana de Xela.

La estadística supera a las de 2017, donde se atendieron a diez personas. Las autoridades del CAP indican que brindan atención médica y psicológica para superar la enfermedad.

«No solo problemas de salud conllevan la adicción, también genera problema legales, debido a que muchos se vuelven violentos o conducen en estado de ebriedad y causan daños a terceros», explica Silvia Ortiz, psicóloga del CAP.

Para evitar problemas a la salud y evitar incidentes, el CAP habilitó un grupo de autoayuda, los martes, de 10 a 12 horas, en la clínica de psicología del CAP.