El canciller de México, Marcelo Ebrard, dijo el lunes que su país puede llegar a un acuerdo con Estados Unidos, durante una conferencia de prensa en Washington en la que reiteró la voluntad de dialogar para encontrar una solución que no afecte los lazos entre ambas naciones.

La visita de Ebrard a Estados Unidos junto a funcionarios de alto rango de México ocurre en medio de las tensiones, después que el presidente Donald Trump anunció la pasada semana que aplicará a partir del 10 de junio un arancel del 5% a todas las importaciones mexicanas para presionar al país a hacer más para reprimir el aumento de migrantes centroamericanos que tratan de cruzar la frontera. La medida se aplicará gradualmente hasta llegar al 25% en alza de aranceles.

«México está dispuesto a seguir trabajando con EE.UU. para abordar temas de interés común (…) Deseamos que nuestros gobiernos sigan siendo amigos y socios, tenemos en el diálogo y la política como un instrumento para evitar confrontaciones costosas e innecesarias. Creemos que nuestros países pueden llegar a un acuerdo sobre cómo enfrentar un asunto en el que los enfoques difieren», dijo Ebrard.

Este nuevo impase también llega cuando EE.UU. ha intentado presionar para que se apruebe el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC​), la actualización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLAN).

Ebrard dijo también el lunes que la imposición de aranceles a importaciones mexicanas podría ser contraproducente para frenar flujos migratorios y aludió a los riesgos para ambos países.

«Pensamos que no es necesario aplicar las tarifas, son muy caras para México, restan competitividad a los dos países y lo que se quiere lograr con la amenaza de las tarifas, que es la voluntad de México (de) buscar una solución, está puesta sobre la mesa», dijo Ebrard a periodistas el lunes.

«No hace falta aplicar esas tarifas», enfatizó el canciller mexicano.

Dijo que México ha estado cumpliendo con su nueva política migratoria de diciembre de 2018, que responde a lo que estipula su Constitución. También explicó que cumplir con lo establecido respecto a los migrantes ha costado financieramente a México, que proporciona a estos comida, refugio, asistencia médica y transporte.

Ebrard expuso que el gobierno mexicano ha cumplido con su compromiso de combatir a las organizaciones criminales que trafican migrantes: «Desde diciembre de 2018 a mayo de 2019, México ha detenido a 400 personas por actos presuntamente delictivos relacionados con el tráfico de migrantes».

Comentó además que durante los primeros cinco meses de 2019, unas 24.451 personas solicitaron refugio en México, lo que corresponde a más de dos terceras partes del total de solicitudes presentadas el año anterior.

Dijo que desde el 29 de mayo pasado, México ha 8.835 migrantres retornados que esperan en territorio mexicano a las audiencias de inmigración en EE.UU.

Trump hizo referencia a las reuniones en su cuenta de Twitter. Aseguró que México envía «una gran delegación»; sin embargo «el problema es que ellos han estado ‘hablando’ por 25 años. Queremos acción, no palabras. Ellos podrían solucionar la crisis fronteriza en un día si ellos quisieran ¡De otra forma, nuestras compañías y trabajos regresarán a EE.UU!».

La secretaria de Economía de México, Graciela Márquez, informó el fin de semana que acordó reunirse el lunes en Washington con el secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, tras las recientes amenazas del presidente Donald Trump.

México es el mayor mercado de exportación para el maíz y el cerdo estadounidense, mientras que México produce una de cada tres frutas y verduras frescas consumidas en Estados Unidos. Se espera que los aranceles a las exportaciones agrícolas suban el coste de los aguacates, tomates y bayas para consumidores estadounidenses.

Con información de La Voz de América