Para este miércoles se espera un primer acercamiento entre el procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas Andrade, y los colectivos que recolectaron firmas para exigir la renuncia de los diputados distritales por Quetzaltenango.

Según Carlos Barrios, de la Comisión de Transparencia, este es un primer paso que darán para que el procurador les brinde acompañamiento, además pretenden llegar a otras instancias, entre ellas, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y el Congreso de la República.

Según Barrios, se tomará en cuenta que la cantidad de firmas recolectadas sea suficiente para hacer un comparativo de los votos que recibieron los diputados y con eso solicitar que renuncien.

Los colectivos que participaron en la recolección de firmas refieren que se solicita que los diputados rindan un informe de su trabajo y den cuentas claras de sus acciones en el Congreso durante este periodo de trabajo.

Los actuales representantes de Quetzaltenango en el Congreso son Nery Samayoa Barrios, José García Hidalgo, Rubén Escobar Calderón, Juan Carlos Salanic, Alberto Hernández Salguero, Pedro Méndez Carreto y Eduardo De Matta.

Los siete están involucrados en el Pacto de corruptos, con la aprobación de cambios al Código Penal. Mediante los acuerdos 14 y 15-2017, le hicieron polémicas modificaciones al financiamiento electoral ilícito y conmutación de penas.

Con información de Shirlie Rodríguez