El gobierno de Brasil anunció el martes que prohibirá la entrada a su territorio a más de cien funcionarios de alto rango del gobierno en disputa de Nicolás Maduro.

En un comunicado, el ministerio de Relaciones Exteriores del país suramericano explicó que el objetivo de la medida es “impedir el ingreso de individuos que hayan violado los derechos humanos y atentado contra la democracia en Venezuela”.

El gobierno brasileño ya había adelantado que emprendería una acción de este tipo después de que el ministro de relaciones exteriores, Ernesto Araújo, asistiera a la Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela que se realizó en Lima a principios de agosto.

“En línea con las recomendaciones adoptados por el Grupo de Lima, el gobierno brasileño decidió emitir un decreto interministerial destinado a evitar la entrada de altos funcionarios del régimen venezolano”, escribió entonces el canciller en un comunicado.

Con información de La Voz de América