En un día normal la estación de bomberos y primeros auxilios número 32 en la ciudad de Rockville, en Maryland, atiende cientos de llamados de emergencia. Este equipo se ocupa de servicios que van desde apagar incendios hasta atender emergencias médicas con sus ambulancias.

“Tenemos alrededor de 700 a 800 bomberos voluntarios y personal de emergencia y servimos a alrededor de un millón de ciudadanos en el condado de Montgomery”, indicó en entrevista con la Voz de América el capitán Peter Doogan, mientras habla por radio desde uno de los vehículos en la estación.

Desde que el primer brote de coronavirus golpeó a China, los equipos de primeros auxilios en el condado de Montgomery, -uno de los más grandes en el país y a menos de 20 kilómetros de distancia de la capital del país-, empezaron a equiparse con mas dotaciones de emergencia.

“Queremos proporcionar equipo adicional, con batas, protección para los ojos y así proteger a nuestro personal para que este preparado para atender pacientes que tengas COVID-19 o cualquier persona que tenga influencia, o este tosiendo, estornudando o tenga fiebre”, dijo Scott Goldstein, jefe de bomberos a VOA.

El capitán Oscar García, muestra sobre una mesa los implementos adicionales que recibieron y que tiene cada estación de emergencia del condado.

“Por la mayor parte tenemos 10 de todo, 10 máscaras, 10 de esas sábanas. Tenemos respiradores para los bomberos, así como los pacientes y los tenemos en cada unidad. En el condado tenemos 35 estaciones y cada unidad que va a responder a emergencias va a tener esos kits para prevención y aislar a las personas que tal vez tienen el virus”.

El condado de Montgomery además tiene una alta población hispana, en su mayoría residentes de El Salvador, Honduras y Guatemala. En relación con algunos de ellos, el capitán García indica que en ocasiones las personas no llaman al servicio de emergencia por miedo a su estatus migratorio.

“Si usted necesita servicios del Departamento de Bomberos ya sean médicos o por incendio, por favor llame al 911. Si llama por teléfono o si nosotros vamos a su casa, no vamos hacer preguntas sobre sus papeles o estatus migratorio. Nosotros estamos ahí para emergencias y ayudarle con su problema médico”, señaló el capitán García.

Los servicios de emergencia de Estados Unidos ya agregaron tres preguntas al momento de que una persona llame al 911. ¿Tiene usted tos? ¿Tiene fiebre? ¿Tiene algún problema respiratorio?

Como parte de la preparación y estrategia para el coronavirus autoridades sanitarias también preparan hospitales temporales y campamentos para una eventual emergencia.

Con información de Cristina Caicedo Smit / La Voz de América