Las autoridades de Bolivia comenzaron a implementar medidas para reforzar los protocolos de control en diferentes puntos del país ante la proliferación del nuevo coronavirus, aunque hasta el momento no se ha reportado caso alguno en territorio boliviano.

Con el objetivo de probar la respuesta del personal y los mecanismos para este tipo de situaciones, realizaron un simulacro en el aeropuerto internacional Jorge Wilstermann de Cochabamba, centro de Bolivia.

El ministro de Salud, Aníbal Cruz, aseguró que están preparados ante cualquier emergencia.

«Es un simulacro para ver cómo vamos a reaccionar ante este evento. Creo que este ejercicio nos va a permitir detectar algunos defectos y a través de esto, en caso de existir, poder responder adecuadamente”.

Para los vuelos internacionales se extremaron los recaudos ante esta alerta sanitaria. Roberto Cortéz, gerente general de Servicios de Aeropuertos explica el procedimiento ante un eventual caso de COVID-19.

“Se despliegan distintas ambulancias o lo que sea requerido para la atención de la emergencia como por ejemplo una ducha de desinfección, todos los equipos necesarios. Estaría todo el personal dentro de la aronave para activar los protocolos de atención, de aislamiento y eventualmente evacuación”.

Hasta ahora todos los casos sospechosos en Bolivia dieron negativos en las pruebas del COVID-19. Sin embargo, la preocupación latente en el país es el dengue.

El jefe de Vigilancia Epidemiológica del Servicio De partamental de Salud en Cochabamba, Rubén Castillo, explica las acciones asumidas respecto a esta enfermedad.

Explicó cómo proceder ante los síntomas y fases de la enfermendad: la etapa febril, la crítica y la convalecencia. Dijo que muchas veces el paciente no acude en la etapa febril, deja pasar o se automedica.

Además comentó que para la etapa crítica hay un tratamiento que es hidratación por vía venosa, manejo de los liquidos y electrolitos y eso en los centros de salud se hace, es un tratamiento sencillo, no requiere de tecnología simplemente de conocimiento e identificación de los síntomas.

El Ministerio de Salud reportó que entre la primera y octava semana epidemiológica se registraron 6.861 casos confirmados de dengue en Bolivia.

Con información de Fabiola Chambi / La Voz de América