Por Oswaldo Cop |

Es frecuente observar basureros clandestinos en las periferias de los municipios de Quetzaltenango, y de acuerdo a las autoridades de ambiente, este problema es uno de los pendientes de erradicar en la región.

Algunos de los botaderos se observan en la ruta que conecta a Almolonga y Zunil. Personal del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN) indica que se han hecho solicitudes a las autoridades municipales para que erradiquen estos basureros.

“Hemos trabajado para cambiar esta situación, las acciones que se realizan son de limpieza, pero apenas pasan un par de días y de nuevo hay basura. Son camiones y picops que pasan arrojando los desechos”, refiere Diego Castillo, delegado del MARN.

Autoridades de la institución de ambiente indican que la municipalidades tienen la obligación de dar un buen tratamiento a la basura, pero también cada persona debe ser responsable con sus residuos.