Por Edgar Domínguez |

Vecinos de Santa María Chiquimula, Totonicapán, se encuentran atemorizados por el aumento de asaltos a pasajeros de buses en la ruta que conduce a este municipio.

Los pobladores indican que los maleantes, quienes portan armas de alto calibre, instalan puestos de asalto en la carretera, aprovechando que la ruta es desolada.

Matías Osorio dijo que, el lunes reciente, unos familiares quienes iban en un bus fueron asaltados y dos de los pasajeros se opusieron, lo cual causó que fueran heridos de bala.

Por su lado el vecino, Sebastián Imatul, dijo que viven todos los días en un ambiente de zozobra, por ello, piden a la Policía Nacional Civil (PNC) que aumenten la vigilancia.

Henry Ávila, jefe de la Comisaria 44 de la PNC, explicó que tiene conocimiento del problema y que tienen a elementos asignados para detener a los delincuentes.

El gobernador departamental de Totonicapán, Juan Yax, dijo que en los próximos se reunirá con el comisario y las autoridades comunitarias para abordar el tema.

Por semana, según los vecinos, se registran al menos cinco asaltos, la mayoría en el sector conocido como la cumbre de Santa María Chiquimula.