Por Carlos González |

Miembros de la Cofradía Cruz de Piedra, en la zona 1 de Xela, desarrollaron este domingo, en automóvil, un recorrido con la imagen del Niño de la Cruz. Una actividad completamente diferente ante la emergencia generada por el coronavirus Covid-19.

«Es una actividad totalmente diferente, pero siempre con la fe puesta en el Niño de La Cruz, esperamos que esto pase pronto y que el otro año vuelvan las tradicionales actividades», explicó el vecino, Alfredo Sac.

Tradicionalmente se realizaban actividades religiosas, el 3 de mayo, Día de La Cruz, para hoy se tenían planificados conciertos en marimba y por la tarde convites, pero ambas actividades fueron suspendidas.

Los feligreses, en el Día de la Cruz, han depositado su fe en el Niño de La Cruz para que cese la pandemia.