Por Luis Hernández |

Fredy Marioni Alvarado Calderón, alias “el Bomba”, originario de Salcajá, fue capturado el 13 de julio de 2017, en Annapolis, Maryland, por un grupo contra fugitivos de la Oficina de Detención y Deportación asignado por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos.

De acuerdo al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, Alvarado Calderón tenía múltiples condenas por delitos graves cometidos en Estados Unidos, además de un proceso pendiente en Quetzaltenango.

En Quetzaltenango, “el Bomba” es requerido por los delitos de homicidio en grado de tentativa y plagio y/o secuestro.

De acuerdo a la investigación del Ministerio Público (MP), Alvarado Calderón participó, junto a cinco hombres, en el secuestro de una mujer y el intento de asesinato de un hombre. Los hechos fueron el 16 de noviembre de 2016, en el restaurante Mi Casita, en la 16 avenida, zona 1 de Xela.

Historial en Estados Unidos

Alvarado Calderón, la primera vez que fue detenido en Estados Unidos, fue en Laredo, Texas, el 27 de mayo de 2001 y fue removido de EE.UU., el 26 de abril de 2007.

Como extranjero indocumentado fugitivo fue condenado por intimidación y amenaza forzosa en Chambersburg, Pensilvania, el 9 de marzo de 2006, y sentenciado por delitos graves en Nueva Jersey, el 28 de julio de 2006.

Alvarado fue condenado subsecuentemente por agresión en el condado de Cook, Illinois, el 26 de noviembre de 2008. En la actualidad tiene órdenes de arresto en Trenton, Nueva Jersey.

Se encuentra en el Centro de Detención del Condado de Howard, Maryland, a la espera de su extradición a Guatemala.

Las autoridades analizan cargos penales en contra de Alvarado por ingresar de nuevo al país, pese a remoción por parte de un fiscal federal. De ser hallado culpable por este delito grave, podría recibir una pena de hasta 20 años de prisión.

Foto: Prensa Libre