Por Shirlie Rodríguez |

La Sala Quinta de Apelaciones de Quetzaltenango decidió que el alcalde municipal, Luis Grijalva, debe mantener su inmunidad tras una solicitud de antejuicio que se planteó en su contra por haberse extralimitado en sus funciones.

La denuncia fue interpuesta por los concejales Roberto Soto, Gerardo Yarzebsky y Fabiola Ávila, luego de un contrato que se hizo con una empresa de telefonía para la instalación de postes en la ciudad.

En esa resolución, el Concejo Municipal aprobó que fueran cuatro años los que se dieran de prórroga para este contrato, pero que el edil edil fue quien autorizó 10 años, además no se habrían llenado los requisitos de parte de la emprea para instalar la infraestructura.

El Tribunal Primero de Sentencia Penal de Quetzaltenango fue el delegado para la pesquisa y fue la jueza Elsa Nivia Castillo quien escuchó a los denunciantes y al alcalde para enviar un informe, en este recomendó que sí debían retirar la inmunidad del alcalde de Xela, pero los magistrados fueron quienes determinaron que mantiene este beneficio.

Según los togados, esta decisión fue porque se fundamentaron en el Código Municipal en donde se da la facultad al alcalde para tomar este tipo de decisiones, además estipula que los contratos no deben ser de más de 15 años, por lo tanto, Grijalva no será investigado y se mantiene así a pesar de al menos 15 procesos de antejuicio en su contra por diversas causas.