Por Shirlie Rodríguez |

La Sala Quinta de Apelaciones del Ramo Penal de Quetzaltenango resolvió en un proceso de antejuicio en contra del alcalde de Cabricán, Jayro Guillermo López Ramírez, quien era acusado por un vecino de amenazarlo.

El juez pesquisidor, quien es presidente del Tribunal de Femicidio de Quetzaltenango, y los magistrados de la Sala informaron que no existían los medios de prueba suficientes para hacer creer que el alcalde cometió un delito o una falta.

Se conoció que el denunciante desistió del proceso en contra del alcalde y llegaron a un acuerdo, por ello, el antejuicio fue declarado sin lugar.

Según la acusación que presentó el Ministerio Público (MP), el alcalde llegó, el 16 de marzo del año pasado, a un taller en la zona 4 de Cabricán y pidió hablar con el propietario, a quien le reclamó que no dejó que los trabajadores municipales pintaran la acera, situación que el vecino negó, porque no se encontraba en el lugar.

La denuncia mencionaba que el alcalde le constestó a la persona que en cualquier momento la podía eliminar y le enseñó un arma de fuego de calibre ignorado. La víctima indicó que el edil se hacía acompañar de otro hombre, quien presuntamente era su guardia de seguridad, por lo cual se sintió amenazado. Después del fallo de la Sala, no se le dará seguimiento a este proceso judicial.