Vicepresidenta de Estados Unidos convoca sesión de emergencia sobre misiles en cumbre de APEC

Nov 18, 2022 | Actualidad, Internacionales, Política, Portada | 0 Comentarios

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, convocó una reunión de emergencia de potencias regionales clave este viernes al margen de la cumbre de Cooperación Económica de Asia y el Pacífico en Bangkok para discutir el más reciente lanzamiento de misiles de Corea del Norte, que cayó a 200 kilómetros de la costa de Japón.

“Esta conducta de Corea del Norte más reciente es una violación descarada de múltiples resoluciones de seguridad de la ONU. Desestabiliza la seguridad en la región y aumenta las tensiones innecesariamente”, dijo Harris en breves declaraciones a la prensa antes de reunirse con los líderes de Japón, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda y Canadá.

El lanzamiento es el último de la andanada de misiles que Corea del Norte ha probado en las últimas semanas. Pyongyang dijo que eran una “operación militar correspondiente” destinada a realizar ataques simulados en Corea del Sur y Estados Unidos en respuesta a ejercicios aéreos aliados a gran escala.

La provocación de Corea del Norte ocurre en medio de tensiones geopolíticas ya elevadas por la guerra en Ucrania que ha exacerbado los problemas de la cadena de suministro y las presiones inflacionarias a nivel mundial.

Harris se encuentra en Bangkok como jefe de la delegación estadounidense en las reuniones de miembros de APEC, una agrupación de 21 economías de Asia Pacífico, cuyo mandato es promover la cooperación e integración económica regional.

“Nuestro mensaje es claro; Estados Unidos tiene un compromiso económico duradero con el Indo-Pacífico, uno que no se mide en años sino en décadas y generaciones”, dijo durante las declaraciones en la Cumbre de CEO de APEC.

Harris argumentó que “no hay mejor socio económico para el Indo-Pacífico que los Estados Unidos de América” mientras impulsaba el Marco Económico del Indo-Pacífico que Washington lanzó en mayo.

Marco económico del Indo-Pacífico

El marco es un mecanismo de facilitación del comercio, establecimiento de estándares y desarrollo de capacidades diseñado para proporcionar un contrapeso contra la influencia económica china en la región. Es el esfuerzo de la administración Biden para volver a involucrar a las naciones del Indo-Pacífico en el comercio después de que la administración del expresidente Donald Trump se retirara en 2017 de la Asociación Transpacífica. La anterior administración estadounidense, la del presidente Barack Obama, había impulsado y lanzado ese pacto comercial integral regional en 2015.

Trece países de la región se han adherido al Marco Económico del Indo-Pacífico, o IPEF, que incluye disposiciones divididas en categorías entre las que los países pueden elegir: comercio justo y resistente; resiliencia de la cadena de suministro; energía limpia, descarbonización e infraestructura; y fiscalidad y lucha contra la corrupción.

Si bien hay señales de que la región quiere que EE. UU. aumente su compromiso económico para contrarrestar el de China, ha dado una recepción tibia a IPEF, que no incluye disposiciones sobre acceso al mercado o reducción de aranceles.

Mientras tanto, Beijing cuenta con la Asociación Económica Integral Regional, un acuerdo de libre comercio que promovió y ha sido firmado por Australia, Brunei, Camboya, Indonesia, Japón, Corea del Sur, Laos, Malasia, Myanmar, Nueva Zelanda, Filipinas, Singapur, Tailandia, y vietnam También está acelerando las negociaciones sobre la «Versión 3.0» del Área de Libre Comercio ASEAN-China con las naciones del sudeste asiático.

Es un gran desafío para los legisladores estadounidenses igualar la última maniobra geoeconómica de China, dijo Thitinan Pongsudhirak, director del Instituto de Ciencia y Seguridad Internacional de la Universidad Chulalongkorn de Bangkok.

Sin embargo, Estados Unidos sigue siendo un importante inversor en la región, dijo Pongsudhirak a la VOA.

“El stock de inversiones estadounidenses es inmenso, muy cercano al de China. Se turnan para ir y venir”, dijo.

Asociación para la Infraestructura y la Inversión Globales

Harris destacó la Asociación para la Infraestructura y la Inversión Globales, la oposición de Occidente a la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China.

“En el G-7 tenemos la intención de movilizar $600 mil millones en inversión en infraestructura en el mundo en desarrollo que será de alto nivel, transparente y amigable con el clima”, dijo Harris.

En una crítica velada a Beijing, agregó que la asociación «no deja a los países con una deuda insuperable».

Harris destacó la Asociación de Transición Energética Justa desarrollada con Indonesia durante su presidencia del G-20 que tiene como objetivo movilizar $ 20 mil millones durante los próximos tres a cinco años para ayudar a la transición energética del país y la implementación de su agenda climática.

“Ese esfuerzo muestra que Washington reconoce que tiene trabajo por hacer para competir con China”, dijo Susannah Patton, directora del Programa del Sudeste Asiático en el Instituto Lowy.

Al igual que muchos otros países de la región que miran a China para financiar su infraestructura, Indonesia está lista para lanzar en 2023 su proyecto ferroviario de alta velocidad de $ 8 mil millones financiado por Beijing que conecta Yakarta y Bandung.

Ausencia de Biden

La cumbre de APEC culmina una serie de reuniones internacionales en el sudeste asiático esta semana, luego de la cumbre del G-20 en Bali, Indonesia, y la reunión de la ASEAN en Phnom Penh, Camboya. Harris reemplaza al presidente Joe Biden, quien asistió a las reuniones del G-20 y la ASEAN, pero regresó a Washington el miércoles para organizar la próxima boda de su nieta en la Casa Blanca.

La ausencia de Biden alimentará algunas de las preocupaciones y ansiedades que tiene la región sobre el compromiso de Estados Unidos con la región, dijo a la VOA Andreyka Natalegawa, miembro asociado del Programa del Sudeste Asiático en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Sin embargo, Natalegawa señaló que EEUU asumirá la presidencia de APEC el próximo año.

“Esa es una especie de señal fuerte de que Washington sigue comprometido con la integración económica en el Indo-Pacífico”, dijo.

Luego de su reunión con Biden al margen de la cumbre del G-20 en Bali el lunes, desde Bangkok, el presidente chino, Xi Jinping, advirtió contra las tensiones de la Guerra Fría y dijo que Asia-Pacífico no es el patio trasero de nadie y no debe convertirse en un escenario de rivalidad entre las grandes potencias. .

Información Patsy Widakuswara / Voz de América / Fotografía Twitter Vice President Kamala Harris

Luis Hernández
Luis Hernández

NOTICIAS RELACIONADAS