Por Oswaldo Cop |

Como Carlos López Hernández, de 42 años, fue identificado el cadáver hallado, el 1 de enero de este año, en la aldea Sigüilá, San Juan Ostuncalco, Quetzaltenango.

El cuerpo está en la morgue del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) a la espera que sea reclamado por familiares. El occiso era originario de Concepcion Chiquirichapa.

El informe forense detalla que López Hernández murió por politraumatismo general y el cuerpo estará en el Inacif 15 días y luego, de no ser reclamado, será inhumado en el Cementerio General de Quetzaltenango como XX.

A %d blogueros les gusta esto: