Por Oswaldo Cop |

Eduardo Abraham Francisco Luis, de 32 años, no pasará esta Navidad con su familia, debido a la ola de criminalidad en el departamento.

Francisco Luis murió en un ataque armado dentro de una tienda en la aldea Santo Domingo, San Martín Sacatepéquez, Quetzaltenango.

“Él era fontanero de un proyecto de agua de la aldea. Ayer (domingo) fue a revisar las tuberías porque no teníamos agua, pero en la noche nos informaron que lo habían matado en una tienda”, comentó el cuñado de la víctima, Rodolfo Sunum.

La víctima mortal deja en la orfandad paterna a un niño de 5 años y a un adolescente de 15, comentaron familiares. Añadieron que además de trabajar en la fontanería, se dedicaba a criar vacas para el sostenimiento de su familia.

“La verdad es que desconocemos quién hizo esto y pedimos justicia, porque estamos olvidados por las autoridades y han llegado personas de fuera a cometer estos crímenes”, comentó el familiar.

A %d blogueros les gusta esto: