Por Rubén Jocol |

La historia de la Caravana del Zorro se remonta a 1961, cuando el fundador, Rubén Villadeleón, decidió partir hacia Esquipulas, Chiquimula, para su peregrinación.

La primera vez que salió fue con pocos amigos, sin imaginarse que se convertiría en una tradición que incluso estaría cerca de romper un récord.

La actividad se desarrolla el primer sábado de febrero y el punto de salida es la Plaza de la Constitución, en la capital. Miles de motociclistas se unen para recorrer 224 kilómetros hacia Esquipulas, donde el único objetivo es ver al Cristo Negro.

La Caravana del Zorro tomó tal importancia en Guatemala que el 4 de febrero de 2011 fue declarada Patrimonio Cultural Intangible de la Nación.

Familias enteras acuden a ver el pasar de todas las motocicletas con adornos, estilos, pancartas y de todo tipo de motoristas.

A %d blogueros les gusta esto: